jueves, 16 de junio de 2016

Aprende lo básico para utilizar los modos manuales de tu cámara



Para ayudar a aquellos que quieren dar al salto al modo manual de su cámara pero que no se atreven por desconocer su funcionamiento, hacemos un repaso de los modos que incorporan todas las cámaras réflex del mercado:

MODO AUTOMÁTICO

El más cómodo es el modo automático. Este modo calcula automáticamente todos los ajustes que la cámara entiende óptimos en el momento de hacer la foto. Es un modo adecuado cuando no tienes tiempo de pararte a pensar y también cuando acabas de estrenar tu cámara.

- Automático (en la imagen el cuado verde y la P

 es Program)
- Prioridad en apertura de diafragma (Av)
- Prioridad en tiempo de exposición (Tv)
- Manual (M)

- Programas específicos automáticos (deportes, nocturnas, retrato, paisaje, macro, etc.)


MODO PRIORIDAD EN DIAFRAGMA (Av)

Es recomendable utilizar este modo cuando quieres controlar la profundidad de campo.

En este modo el fotógrafo es quien decide qué apertura de diafragma utilizar y habitualmente también decide qué sensibilidad de sensor. Dependiendo del modelo de tu cámara y de la configuración de ésta también se puede calcular la sensibilidad adecuada automáticamente. Entonces, con este modo tú eliges la apertura y la cámara calcula el tiempo de exposición adecuado.

MODO PRIORIDAD EN VELOCIDAD (Tv)

En este modo el fotógrafo es quien elige el tiempo de exposición a utilizar y la sensibilidad del sensor. Igual que antes, hay cámaras que también calculan automáticamente la sensibilidad. La cámara será quien calcule la apertura de diafragma adecuada.

Este modo es recomendable utilizarlo cuando quieres controlar el movimiento, por ejemplo, en fotografía deportiva.





MODO  MANUAL 

En este modo es el fotógrafo quien controla todos los parámetros. Elegirá tanto la apertura de diafragma como el tiempo de exposición como la sensibilidad. Se puede utilizar este modo con el método de ensayo y error, o utilizando fotómetros externos o bien copiando una medición hecha en la misma situación en un modo automático y modificándola después.

Este modo es recomendable utilizarlo cuando se quiere controlar absolutamente todo en la exposición. Es un método utilizado, por ejemplo, en fotografía nocturna.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario